Infecciones Cervico Vaginales

Es uno de los problemas ginecológicos más comunes que afectan a más del 50% de las mujeres en edad adulta, en algún momento de su vida. Son aquellas infecciones que se producen cuando el equilibrio natural de la vagina se altera dando lugar a la proliferación excesiva de hongos, bacterias, parásitos, los mismos que al no ser bien manejados dan mayor probabilidad desarrollar infección en ovarios trompas de falopio y útero.

La cavidad vaginal está tapizada por un epitelio escamoso estratificado no queratinizado influenciado por niveles de estrógeno y progesterona. La flora vaginal normal en una mujer en edad reproductiva está constituida por microorganismos aerobios, los lactobacilos. Productores de peróxido de hidrógeno y ácido láctico = pH 4/ 4,5 efecto protector vaginal. Los microorganismos predominantes en la vagina cambian con la edad y actividad endócrina.

Niñas premanárquicas: Epitelio vaginal es fino y seco existe microbióta de la piel e intestinal que contamina la zona perineal.

Pubertad: Inicio de producción de estrógenos, aumento de espesor de lepitelio vaginal. Secreción de exudado que favorece la colonización por lactobacilos y en menor medida por gardnerella vaginalis, candida albicans y otras, que pueden convertirse en patógenos si proliferan demasiado.

En el tercer trimestre de embarazo el pH vaginal disminuye debido al incremento de lactobacilos y de la acidez que producen, para protección de la mucosa vaginal y del feto frente a desarrollo de procesos infecciosos ascendentes. La menopausia provoca una gran disminución de exudado vaginal, de la densidad de los microorganismos residentes y el cambio de la microbiota predominante por bacterias intestinales y de la piel como ocurría en la infancia, como consecuencia aumenta la patología urinaria, efecto que se puede revertir con TRH y llevará a la dominancia de lactobacilos en la cavidad vaginal.

La vaginosis bacteriana (VB) es la causa más común de infección vaginal (vaginitis). Es la causa más frecuente de exudado vaginal y de mal olor de vagina. La VB es una alteración de la flora vaginal normal, constituida por bacilos grampositivos (Lactobacillusspp.), se halla sustituida por cocobacilo gramnegativos (Gardnerella vaginalis) y una flora variada que comprende diversas especies anaerobias.

La vaginitis es un proceso inflamatorio de la mucosa vaginal que por lo general suele acompañarse de un aumento en la secreción vaginal. Dicha inflamación es causada principalmente por la alteración de equilibrio de la flora vaginal que habitualmente está presente en la vagina y cuya función es la de regular el pH vaginal y con ello la presencia de bacterias y otros microorganismos en el epitelio vaginal. La etiología más frecuente de este tipo de inflamación es la infecciosa y los síntomas más frecuentes el aumento de secreción y flujo vaginal intenso y prurito vaginal.

Los tipos más comunes de vaginitis infecciosa se presentan en el 90% de todos los casos en las mujeres en edad reproductiva y están representados por la siguiente tríada:

La vaginitis por Tricomonas causada por el parásito Trichomonasvaginalis (un protozoario), que se trasmite por una infección vaginal. Los síntomas característicos son una secreción vaginal de aspecto verdoso o amarillento con un olor desagradable, comezón intensa, ardor y enrojecimiento de los genitales y dolor durante el coito. Si no se trata puede afectar al cuello uterino.

La vaginitis por hongos, es llamada también candidiasis o moniliasis. La ocasiona el crecimiento excesivo de un hongo que normalmente está presente en la flora vaginal. La mayor parte de vaginitis por hongos son ocasionadas por la levadura Candida albicans.

La vaginitis llamada vaginosis bacteriana se produce por un desequilibrio de la flora vaginal en la que predominan bacterias como Gardnerella vaginalis en detrimento de Lactobacillus (bacilo predominante en situación normal). Se suele producir una secreción vaginal blanca o grisácea, con mal olor (típicamente se suele decir que huele a pescado podrido). En este tipo de vaginitis no suele haber dolor con el coito.

Se conocen distintos factores de riesgo para la vaginosis bacteriana: tener nuevos o múltiples compañeros sexuales, el uso de dispositivo intrauterino, tener una pareja de sexo femenino, la edad temprana en et inicio de las relaciones sexuales y las duchas vaginales. A pesar de ello, no se considera una enfermedad de transmisión sexual.

La mayoría de la población femenina actual en el mundo sufrió o sufrirá de vaginitis en sus distintos grados y tipos y en algunos casos estas vaginitis serán causadas por más de un germen (infecciones mixtas). Otras infecciones menos comunes son causadas por : Gonorrea, Chlamydia, Mycoplasma, Herpes, Campylobacter y algunos parásitos.


Leave a Reply