Localización anatómica de los leiomiomas

Desde el punto de vista anatómico las lesiones se clasifican como submucosas (por debajo del endometrio), intra murales (dentro del miometrio pero sin distorsionar al endometrio ni a la serosa) o subserosas (por debajo de la serosa uterina). 5 al 10% de los miomas son submucosos y constituyen las lesiones más sintomáticas. Otros autores suman a ésta clasificación desde el punto de vista anatómico:

intraligamentario, parasitario (es decir que deriva su abastecimiento de un órgano al cual se fijan), cervica – los miomas submucosos pueden estar suspendidos de un pedículo en la cavidad endometrial o bien prolapsar a través del cérvix-. Los miomas subserosos en algunas ocasiones también adquieren un pedículo. Los miomas localizados en el cérvix o en el segmento inferior del útero pueden obstruir el trabajo del parto y ser contundidos con la cabeza del feto. En ciertos casos es necesario practicar una histerectomía por cesárea. Los miomas localizados dentro del canal del parto o contiguos a él pueden ser llevados hacia arriba a medida que el útero se agranda lo que disminuye la obstrucción para el parto vaginal.

Anatomía Patológica

Desde el punto de vista histológico se han identificado muchos subtipos de leiomiomas, si bien todos tienen un, aspecto macroscópico similar, de forma esférica y firme, las superficies cortadas tienen un color blanco a bronceado con un patrón trabecular. Se han identificado por lo menos seis variantes histológicas:

  1. Leiomiomas celulares,
  2. Leiomiomas atípicos,
  3. Leiomiomas epitelioides
  4. Leiomiomas mixoides
  5. Lipoleiomiomas y
  6. Leiomiomas con túbulos.

La extrema celularidad de los leiomiomas celulares puede llevar a la confusión con los leiomiosarcomas.

Los leiomiomas atipicos.- Consisten en células atípicas distribuidas en grupos en todo el tejido tumoral. Los leiomiomas epitelioides.- incluyen los leiomioblastomas, los leiomiomas de células claras y leiomiomas plexiformes. La conducta clínica de los leiomiomas epiteloides es variable. Los tumores pequeños sin atipia citológica y con márgenes circunscritos, extensa hialinización, baja actividad mitótica y células claras se consideran benignas.

Los leiomiomas mixoides.- Consiste en una sustancia amorfa de aspecto translúcido blando, márgenes bien circunscritas, no hay imágenes mitóticas ni atípicas.

Los lipoleiomiomas.- Contienen grandes áreas de tejido adiposo. Estas áreas pueden estar bien circunscritas o ser difusas, son pocos comunes y no debe confundirse con los sarcomas mesodérmicos mixtos.

Los leiomiomas con túbulos.- Son pocos comunes. Histológicamente se observan túbulos revestidos por epitelio y se observa diferenciación mesotelial. En muchos leiomiomas se producen cierta degeneración que puede ser aguda, infrecuente, tenemos: neurótica hemorrágica, o séptica. La degeneración crónica puede ser atronca, hialina(65%), quística, calcificada, mixomatosa o adiposa.


Leave a Reply